Como ser una buena novia

El objetivo de todo noviazgo es aparte de dar amor y cariño, determinar si la pareja es adecuada para una vida juntos, el noviazgo es una especie de periodo de prueba, en el que no se hacen grandes compromisos, pero ello no indica que sea una relación descuidada y de poca consideración, por lo contrario es el paso más importantes antes del matrimonio.

Aunque la relación debe ser recíproca y sinérgica, la novia puede hacer un esfuerzo mayor para conseguir ser la chica indicada del hombre indicado, es por ello que ser una buena novia es indispensable, hay tirar de seducción femenina y del arte de hablar.

Que no hacer

Las peleas son parte de la relación, los conflictos son comunes y esto se debe a celos, mal interpretaciones o desconocimiento de ciertas cosas, si se está comenzando la relación hay que inmediatamente decir lo que no nos guste, no en forma de regaño y no molestarse mucho por ello, después de todo es un periodo de prueba hasta que se vean los cambios.

No intentar cambiarlo, ciertamente los hombres pueden cambiar, pero esto es en base a su madurez y sus conocimiento, es difícil convertir a un hombre fiestero a uno calmado del hogar que renuncie a las fiestas, debido a que las fiestas han formado parte de su vida se ha vuelto una tradición, que de quitársele sufrirá.

Los celos son uno de los problemas más comunes en una relación, se debe tener confianza y de tener celos decirlo inmediatamente, esto hace que automáticamente el hombre sea más considerado cuando este charlando con otra mujer, cambiara su actitud hacia ellas manteniendo la cortesía y evitando cualquier insinuación.

Posponer o rechazar invitaciones a comer o pasear, le hacen entender al hombre que no se tiene interés en él, la comunicación es necesaria y se debe aclarar las dudas que tanga.

La novia perfecta

Muchos hombres dirán sin pensarlo que la novia perfecta es aquella que le alimenta y que le proporciona sexo a todas horas, pero para ser una buena novia y además una perfecta esto no es de todo cierto,

Una mujer que sabe moverse en la cama y que sepa cocinar atrae a cualquiera, pero en cuanto descubran sus defectos dejaran de interesarles o tendrán una relación mediocre. El objetivo de una relación de largo plazo es en algún punto crear una familia, por lo que se debe estar preparado como pareja para esta etapa de la vida, saberse cuidar uno al otro, estar atentos de lo que hacen y cuando lo hacen al igual que lo hace una madre con sus hijos, esto inconscientemente atrae al hombre y mantiene el interés.

La alimentación es importante, los hombres realmente aprecian cuando una mujer les invita comer en su casa, comida preparada por ellas, siguiendo con el primitivo instinto de atender a los que más quieren, de la forma adecuada.

La novia perfecta simplemente debe comportarse como una futura madre, con una madurez notable y una fortaleza para los problemas, debe poseer suficiente confianza en su pareja, siempre y cuando este también haga lo mismo.