Hosting web, es el primer paso

A la hora de pensar en la página web para tu marca, el primer paso es contar con un espacio en la nube para alojarlo, para ello el hosting web, es uno de los servicios que ofrecen las empresas especializadas en estos temas. Desde luego, el uso más común de un hosting es el de recurso para la creación y administración de portales web.

Obtener tu propio dominio permite que puedas usar ese espacio de la forma que quieras, estimulando a los usuarios a leer tus contenidos que son almacenados y actualizados por ti, según prefieras o tengas planificado pues un hosting funciona como un fichero de contenidos y carpetas bajo tu administración.

Partiendo de lo anterior, es importante tener presente que a la hora de comprar un servicio de hosting el dominio puede o no venir como parte del servicio por lo que es una de las preguntas que debes realizar al representante comercial. De no venir incluido tienes la opción de comprarlo aparte en la misma empresa especializada o en otra de tu preferencia.

Es sumamente importante entender la necesidad actual por la que buscas un hosting, por ejemplo, si tienes una web estática un servicio de coste moderado podrá perfectamente cubrir la necesidad de espacio, actividad y tráfico de usuarios. Pero si por el contrario, tu proyecto se trata de una web dinámica la inversión debe ser mayor, debido a que necesitarás más espacio.

En cuanto al espacio, la capacidad está directamente relacionada. Pues una web que tenga inmersas una cantidad de aplicaciones que pueden operar varios usuarios al mismo tiempo debe poder soportarlo. De allí que la inversión en el hosting sea realmente inteligente.

El trabajo que implica el diseño y plan de efectividad de una página web se presenta muy arduo, por ello, es muy importante que la inversión de base sea la más adecuada. En caso que no estés claro de qué tipo de hosting web se ajusta más a tu necesidad actual siempre te podrás asesorar.

Sin embargo, hay aspectos a tener en cuenta cuando se desea adquirir un hosting web:

  • Transferencia mensual: esto dependerá del tráfico de la página web

  • Uptime: es el tiempo sin caídas que aseguran tener tus clientes

  • Otros como la calidad y el tipo de base de datos que utilizas

En este artículo te he dejado algunos consejos válidos para comenzar en la toma de tu decisión.